Caja anunció el proceso de identificación de cuerpos cuando un paciente fallece...

Caja anunció el proceso de identificación de cuerpos cuando un paciente fallece por COVID-19

0 492

El esfuerzo de los servicios de salud y de la sociedad costarricense busca darle oportunidad de vida a los posibles enfermos con una intervención oportuna; sin embargo, dado que un grupo de pacientes con COVID-19 se vuelven críticos por los padecimientos de fondo que padecen y pueden fallecer por estas complicaciones, la Caja Costarricense de Seguro Social anuncia el nuevo procedimiento para la identificación y la disposición de cuerpos.

La Institución defensora de la vida y respetuosa de la muerte, que lucha por la vida y comprende la muerte, que siempre ha estado del lado de las familias para que tengan una despedida con toda la humanidad requerida, avisa que solo uno de los familiares podrá ver a la persona fallecida y luego el cuerpo deberá ser protegido con dos fundas, una transparente y una oscura, según confirmó el doctor Marco Vinicio Boza Hernández, oficial médico científico de la Centro de Coordinación de Operaciones de la emergencia sanitaria, con base en los protocolos elaborados por el comité de patólogos institucional.

El especialista señaló que se ha tomado la decisión de que solo un familiar podrá ver el cuerpo del fallecido para reconocerlo y despedirse por cuanto la comunidad científica aún carece de estudios concluyentes para determinar el riesgo real del nivel de contagio de los cuerpos sin vida, ni conoce con certeza lo activo que pueda estar el virus en ellos.

El procedimiento descrito desde el punto de vista de los familiares será de la siguiente manera: a la persona designada por la familia le será presentado el cuerpo en una bolsa de color transparente para que pueda identificarlo a través de ella, pero no podrá tocarlo, besarlo o abrazarlo.

El familiar tendrá un espacio no mayor a quince minutos para permanecer con el cuerpo por si desea hacer algún un acto personal de despedida o de expresión religiosa como una oración.

La Institución comprende que el momento debe ser llenado de amor y gratitud por las bendiciones recibidas en vida al lado de nuestros seres queridos, al tiempo de que cada persona, según sus creencias, pueda vivir el momento para experimentar la pérdida de manera serena y enriquecedora desde la comprensión de nuestra humanidad afirma el doctor Boza.

El médico nos dice que “debemos prepararnos emocionalmente” porque el ministro de salud Daniel Salas nos ha dicho que debemos estar listos para enfrentar las muertes “y la Institución y las familias debemos comprender ese mensaje, comprender ese riesgo, y saber que es posible que haya un desenlace de ese tipo en una pequeña cantidad de pacientes respecto del total de posibles contagiados”.

Luego de ser presentado al familiar el cuerpo será protegido en otra funda color oscuro y así será dispuesto para el funeral. El regente médico de patología o personal de la morgue en los centros de salud dará las instrucciones pertinentes a las funerarias y familiares a quienes se les entregue el cuerpo.

Al momento de la entrega del cuerpo las fundas de embalaje no podrán ser abiertas por ningún motivo. La instrucción será mantener cerrado el féretro y que se procesa la inhumación en un lapso menor a las 24 horas desde el momento del fallecimiento.