Policía de Fronteras decomisó dos millones de colones en licores contrabandeados

Policía de Fronteras decomisó dos millones de colones en licores contrabandeados

0 391

Golfito. Como parte de la lucha que libra el Ministerio de Seguridad Pública contra la evasión fiscal, la Policía de Fronteras ha decomisado, en los cantones de Coto Brus y Golfito esta semana, varios cargamentos de licores procedentes de Panamá, cuyo valor podría ascender a unos dos millones de colones.

El director de la Policía de Fronteras, comisionado Allan Obando, indicó que el trabajo integrado de todos los cuerpos policiales, tanto en la frontera norte como la sur, no solo se enfoca en la emergencia por el COVID-19, sino también en la prevención y combate de todo tipo de delitos transfronterizos.

Uno de estos decomisos tuvo lugar el lunes en Sabalito de Coto Brus, en un control de carreras efectuado por la Policía de Fronteras y la Policía de Control Fiscal, quienes observaron un vehículo todo terreno, cuyo conductor, en vez de detenerse, más bien aceleró para darse a la fuga.

Sin embargo, los oficiales impidieron su avance, tras lo cual fue identificado como un costarricense de apellido Madrigal, en cuyo vehículo transportaba 1.230 unidades de diversos marcas y tipos, cuyo valor podría ascender a cerca de 1,5 millones de colones.

Todo el cargamento fue decomisado, ya que no portaba ninguna documentación que comprobara el debido pago de impuestos.

En el puesto de Kilómetro 35, distrito de Guaycará de Golfito, la Policía de Fronteras sigue frenando el contrabando de licor procedente de la frontera con Panamá, por lo que esta semana se han interceptado varios cargamentos valorados en cerca de medio millón de colones.

Uno de estos decomisos tuvo lugar el martes, cuando en una revisión de rigor, los oficiales fronterizos localizaron, ocultas en la cabina de un cabezal procedente de Paso Canoas, Corredores, 376 unidades de diversos licores.

La mercadería tiene un valor que podría rondar los 350 mil colones y al consultarle al conductor sobre la documentación de rigor, este no portaba ningún comprobante que demostrara el debido pago de impuestos.

Aunque de menor cuantía, los oficiales fronterizos han interceptado otros pequeños cargamentos como parte del denominado “contrabando hormiga”, que de igual manera fueron introducidos al país al margen de nuestra legislación migratoria.

Todos los decomisos fueron puestos a la orden de la Policía de Control Fiscal a fin de ser remitidos a la Aduana de Paso Canoas, Corredores, para lo que corresponda.