Policía de Fronteras decomisó más de 400 millones de colones en licores

Policía de Fronteras decomisó más de 400 millones de colones en licores

0 194

Zona Sur. La guerra que le ha declarado la Policía de Fronteras a los evasores fiscales, especialmente a los contrabandistas de licores, ha dado permitido decomisar en lo que va del año más de 400 millones en mercadería, así como unos 200 vehículos.

Desde automóviles y vehículos de carga liviana hasta en autobuses, furgones y vagonetas son detectados constantemente los cargamentos que son traídos desde Panamá a suelo costarricense.

De acuerdo con lo declarado por el comisionado Allan Obando, director de la Policía de Fronteras del Ministerio de Seguridad Pública, los métodos de ocultamiento cada vez son más elaborados, pues este año han detectado paredes o pisos falsos hasta compartimentos que se abren al presionar un botón.

Incluso hay quienes ponen en riesgo su vida al recurrir a métodos sumamente peligrosos, como lo es el colocar las botellas, envuelta en papel periódico, las cuales son colocadas junto al motor del vehículo, sin importar las altas temperaturas que usualmente se generan en esta parte del vehículo.

El último caso de este tipo fue detectado, a mediados de la semana que recién concluye, en el puesto de Kilómetro 35, en Guaycará de Golfito, zona sur del país, donde fue decomisado cerca de un millón de colones en diversos tipos de licores.

Obando expresó que en esta lucha contra la evasión fiscal la Policía de Fronteras ha realizado una alianza estratégica con otras autoridades policiales, tales como la Fuerza Pública y la Policía Fiscal, así como con el Ministerio Público.

Y es que es bajo la dirección funcional de este último ente que, según el director de la Policía de Fronteras, se realizan diversas investigaciones, pues ya no es el simple contrabando hormiga, sino de crimen organizado.

Esta criminalidad incluso es capaz de atentar contra la vida de los oficiales que intentan detenerlos, como ya ha pasado en diversas ocasiones en la Carretera Interamericana Sur, donde los contrabandistas han atropellado a policías motorizados o cuando les hacen parada en los retenes.

En casi todos los casos se trata de cargamentos que van destinados a diversos comercios en el Valle Central y otras partes del país, tales como bares y cantinas, situación que se intensifica durante el fin y principio de año.

Es por ello que en esta temporada los oficiales fronterizos deben intensificar sus acciones operativas, para lo cual echan mano a su pericia, así como a modernos instrumentos especialmente diseñados para la detección de todo tipo de mercancías ilegales, tales como drogas, armas y por supuesto licores, además de ropa, perfumes y otros artículos.

Cabe indicar que los oficiales de la Policía de Fronteras cuentan con una preparación altamente especializada por parte del Departamento de Aduanas de los Estados Unidos, lo que les ha permitido realizar una labor sumamente efectiva contra el contrabando de todo tipo de artículos.

ARTÍCULOS SIMILARES