Región Brunca registra 235 hombres con diagnóstico de crecimiento obstructivo de la...

Región Brunca registra 235 hombres con diagnóstico de crecimiento obstructivo de la próstata

0 258

Pérez Zeledón.  De acuerdo con datos de la Caja Costarricense de Seguro Social, existe la necesidad de cirugía en estos hombres.

Sin embargo, no todos los pacientes califican para el procedimiento, pues las condiciones de la enfermedad permiten que solo el 40% de ellos, unos 94 en la zona, tengan opción de una cirugía especial que se está practicando en el Hospital Escalante Pradilla.

Se trata de una tecnología láser vaporiza el tejido obstructor de la micción haciendo la recuperación más rápida y más cómoda para el paciente.

Precisamente, en el centro médico se comenzó un plan de cirugías para tratar el agrandamiento de la próstata con tecnología láser, sin ningún tipo de incisión en la piel, con lo cual se reduce la hospitalización y las secuelas, como eliminar el uso de sonda por varios días, como sucede tras la cirugía convencional.

Tras el éxito alcanzado en la primera semana, con la operación de ocho casos, el procedimiento se usará de manera ambulatoria en los próximos meses: el paciente ingresa por la mañana y regresa a su casa por la tarde, con prescripción de cuidados, descanso y autorización para hacer vida normal en 72 horas.

Es la primera vez que este hospital utiliza la tecnología láser para el tratamiento benigno de la próstata.

Las autoridades institucionales darán seguimiento a los resultados para conocer los alcances y beneficios de la intervención, que es considerada una novedad en el abordaje quirúrgico.

La operación se hace para mejorar el flujo de orina a través de la uretra, el conducto que lleva la orina desde la vejiga hacia fuera del cuerpo, pues el paciente reporta dificultad para comenzar a orinar, molestias, sensación de no vaciar la vejiga, infecciones o, como caso más grave, la retención de orina.

La tecnología láser vaporiza el tejido benigno en lugar de cortarlo lo que se consigue es una mínima agresión y resultados inmediatos.

Entre las ventajas para el paciente está evitar la hospitalización, porque se realiza de manera ambulatoria y tener una recuperación, sin sangrados ni sondas.