46 familias ngöbes en Coto Brus estrenan casas nuevas con todas las comodidades

0
119

46 familias ngöbes dela comunidad de La Casona, en el Territorio Indígena Coto Brus, vieron su sueño convertido en realidad y recibieron sus nuevas viviendas financiadas con recursos del bono de vivienda por ȼ735,1 millones.

Las casas fueron diseñadas con espacios familiares que responden a las tradiciones ancestrales de estas comunidades, proceso que involucró estudios previos de sus costumbres arquitectónicas, materiales predilectos, aspectos culturales y también se contemplaron aspectos de clima y topografía de la región.

La entrega de estas viviendas se da como resultado de un trabajo colaborativo entre el Ministerio de Vivienda y Asentamientos Humanos, el BANHVI, el Banco Popular y de Desarrollo Comunal y la Asociación de Desarrollo Indígena de Coto Brus, así como la empresa Somabacu, que fue la constructora de las casas.

En un acto simbólico y emotivo efectuado hoy en el salón comunal de la comunidad de La Casona, donde participaron autoridades de estas entidades, se hizo la entrega de las viviendas a las familias beneficiadas, oportunidad en la que también se hicieron presentes dirigentes indígenas del territorio.

Cabe indicar que el 96% de las beneficiadas con este proyecto son las mujeres jefas de hogar. La totalidad de las familias viven en situación de extrema necesidad y recibieron un terreno por parte de la Asociación de Desarrollo Indígena de Coto Brus. En su mayoría se dedican a labores de agricultura y comercio dentro del territorio.

En las viviendas predomina el uso de la madera tratada contra fuego y resistente al agua.  Cuentan además con aleros anchos en los bordes de los techos para atender la costumbre local y proteger de mejor forma la casa ante las lluvias frecuentes.

Están construidas sobre pilotes de concreto prefabricado, con 98 cm de alto, como medida preventiva ante inundaciones; a la vez, es posible usar la parte baja como bodega.

Todas las casas cumplen con las especificaciones de calidad y seguridad regulados en el país y en las que están localizadas en lugares de difícil acceso, por lo que el BANHVI aprobó la instalación de un panel solar para garantizar iluminación en las noches y el uso de utensilios de cocina, radio o televisión.