Zafra 2018 depende de la mano de obra nicaragüense

Zafra 2018 depende de la mano de obra nicaragüense

0 1698

Pérez Zeledón. Estamos en la zafra 2018, un trabajo difícil de hacer y donde la mano de obra costarricense es prácticamente nula.

En plena acción nos encontramos a Martiza González, una joven nicaragüense que por primera vez corta caña de azúcar.

A pesar de lo duro que pueda ser, ella se siente feliz.

Tiene 25 años de edad. Su jornada inicia a la una de la mañana, cuando se levanta a preparar la comida y ya a las seis de la mañana, está aquí, en el campo, cortando y cargando el producto.

Maritza no está sola, este año ella emprendió este viaje junto a su esposo, Jader Martínez de 24 años.

Este joven matrimonio vive en Jinotega Nicaragua,  a unos casi 800 kilómetros desde San Isidro de El General.

Tienen dos hijos, que se quedaron allá, mientras se vienen a ganar el dinero.

Mientras que en su país por día si acaso se ganan unos dos mil colones al día, aquí entre los dos, logran hasta 17 mil colones.

Ellos ahorran y juntos tienen más estabilidad allá.

Este matrimonio, es parte del grupo que tiene a su cargo Marlon Mairena, otro nicaragüense quien tiene unos 17 años de estar involucrado en la zafra.

Las condiciones climáticas es un asunto complejo.

Para la actual zafra en cantones como Pérez Zeledón y Buenos Aires de Puntarenas, se requieren unos 600 cortadores.

Esta mano de obra, en un 95 por ciento es extranjera.

Para este año, por ejemplo, CoopeAgri R.L.  tras gestiones con diferentes ministerios, trajo la mitad de los cortadores de Nicaragua.

Ellos, cuentan con los derechos labores, aseguramientos y con las pólizas respectivas.

De ahí que se realizan las coordinaciones y se les brinda el transporte y hasta el lugar para vivir durante los tres meses de la zafra.

La zafra inició el ocho de enero y se espera que finalice el 20 de abril.

Al día se cortan unas 2200 toneladas.

Para este 2018, CoopeAgri R.L. espera alcanzar unas 300 mil toneladas.

Precisamente, esto permite dar empleos durante estos meses a unas 2500 personas, lo que genera 15 mil millones de colones en ingresos brutos, para las familias generaleñas.

Toda esta caña es producida por unos 3116 pequeños cañeros de la región, es decir un 49%, el otro 51% es producido por la cooperativa.

La corta de caña de azúcar no es una labor sencilla, esta se realiza bajo temperaturas muy altas, por lo que también en la cooperativa optan por brindarles agua potable y también dan recomendaciones importantes para que protejan su piel.