Pantera Negra fue captada en el PILA por medio de monitoreo biológico

0
393

Zona Sur. Gracias a tecnología implementada se logró captar la variación del jaguar con melanismo, también llamado “pantera negra” en el Parque Internacional La Amistad en la Zona Sur.

Su coloración normal es de manchas negras en forma de roseta sobre un pelaje amarillento.

Sin embargo, en algunos pocos individuos se presenta esta coloración atípica y consiste en que se acentúa la pigmentación del color negro en el pelaje del felino, por lo que estos jaguares se pueden ver totalmente o parcialmente oscuros y se les atribuye varios mitos totalmente falsos.

A estos individuos se les conoce popularmente como “pantera negra” pues han sido confundidos con su primo lejano el Leopardo negro (Panthera pardus) presente en África.

Precisamente, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), mediante el Área de Conservación La Amistad Pacífico (ACLAP), en conjunto con la Universidad de Point Loma Nazareth EEUU, el Centro de Educación e Investigación Quetzal (QUERC), La Organización Justice for Nature y Asociación Bosques para los Niños, están implementando un monitoreo biológico de las especies de mamíferos silvestres del Parque Internacional de La Amistad.

Para ello utilizan cámaras fotográficas que se activan automáticamente con el movimiento de los animales. Estas “cámaras trampa” se ubican en sitios estratégicos ubicados en un gradiente altitudinal de la Cordillera de Talamanca.

Las 13 estaciones de monitoreo permanecen instaladas grabando de manera continua (día y noche) la actividad de los mamíferos silvestres. Las cámaras trampa están ubicadas en un trayecto aproximado de 18 km en sitios de acceso limitado para visitantes.

Para la selección de los sitios donde se colocan las cámaras se toma en consideración que haya rastros de vida silvestre como huellas, pasos de fauna, excretas, entre otros indicios.

Los resultados de las cámaras trampa se usan para la toma de evidencias como apoyo estratégico, para el control y la lucha contra los accesos ilegales, cacería furtiva, entre otros delitos ambientales.

A través de las cámaras trampa se han podido registrar distintas especies silvestres de aves y mamíferos silvestres gran importancia para conservación, ya que su presencia demuestra que los ecosistemas están ecológicamente saludables.

Entre las especies detectadas se encuentran tanto presas como predadores lo cual es muy importante en el equilibrio ecológico que existe en el Parque Internacional de La Amistad.

Mediante las cámaras se tienen registros de fotografías y videos de ardillas, la danta o tapir centroamericano, conejos, chanchos de monte (cariblanco y zaínos), cabro de monte, pizotes, tepezcuintes, zarigüeyas, zorrillo hediondo, cherenga o guatusa, tejón, tolomucos, coyotes, así como las seis especies de felinos silvestres: cauceles, tigrillos, manigordos, pumas, león breñero o yaguaroundi y jaguares.

Rafael Gutiérrez, Director Ejecutivo del SINAC, destacó que el Área de Conservación La Amistad Pacífico (ACLA-P), y los funcionarios que participan del monitoreo constante de especies de vida silvestre, mantienen un registro  de observación y muestreo, que les permite discernir qué tan sanos se encuentran los ecosistemas del Área de Conservación. Lo anterior ayuda a conocer las distintas situaciones de riego, para dar pasos firmes en la ruta correcta y atacar las problemáticas que requieren pronta solución.

Por su parte, Ronald Chan, Director Regional de ACLA-P, mencionó que: “Esperamos pronto ratificar y ampliar este convenio de cooperación y redoblar los esfuerzos de conservación del área de Conservación, para seguir desarrollando extensión, difusión, control, monitoreo, apoyo a la investigación y atención al público; siempre manteniendo el espíritu por la conservación de la naturaleza.”

Precisamente, Costa Rica es un país con una gran diversidad biológica, y que ha realizado grandes esfuerzos para su conservación y uso sostenible. El monitoreo ecológico es una herramienta fundamental para poder entender mejor el impacto de estos esfuerzos de conservación y así, identificar mejoras necesarias.