Defensa Pública brinda atención en pueblos indígenas de difícil acceso

0
206

Coto Brus. Tras seis meses de estar nombrada en San Vito de Coto Brus como defensora pública para atender a la población indígena en asuntos de la materia penal, contravenciones, familia, pensión alimentaria, agrario y demás, Tatiana Atencio Henrichs nos transmite la experiencia de accesar a las zonas más difíciles para llevar el servicio público que brinda la Defensa Pública.

La defensora pública lleva cuatro años de trabajar para esta institución y nunca imaginó que necesitaría un caballo, botas y ropa cómoda para lograr llegar a sitios de difícil de acceso, donde la esperan personas indígenas en espera de una asesoría legal o bien iniciar un trámite judicial.

“Durante estos meses he aprendido de la cultura y su forma de vida, ya que son personas que viven sin luz, sin agua, con caminos destrozados en los que muchas veces hay que hacer maniobras. Cada vez que voy caminando o bien recorriendo el camino a caballo siento ese sacrificio que ellos deben hacer cuando son llamados para asistir a una audiencia o diligencia judicial en los Tribunales de Justicia de San Vito o Corredores. De ahí mi compromiso para ingresar constantemente a las comunidades ante cualquier necesidad.” expresó Tatiana Atencio.

La Defensa Pública designó una especializada en la atención de personas indígenas en la zona de San Vito de Coto Brus ante los requerimientos particulares del territorio. Esto permite atender a las comunidades de La Casona, Caño Bravo, Copey Arriba y Copey Abajo, Mrüsara, La Pita, Brus Malis y Villa Palacios.

Tras estos primeros meses de experiencia, Tatiana Atencio, hace un llamado a todas las personas funcionarias públicas para que adapten los servicios públicos a las características propias de las comunidades indígenas y se accese a ellas con el fin de que esta población no tenga que recorrer horas para llegar a una oficina.

“Les puedo decir que me llena el corazón de satisfacción atender a esta población, ingresar a los territorios permite generar mucha empatía; trabajar en medio de  sus condiciones de vida, permite valorar la necesidad de salir de nuestras oficinas. Realmente me genera mucha paz saber que cada vez que ingreso, le ahorro dinero, tiempo y cansancio a muchas niñas y niños, así como a adultos mayores y demás personas en situación de vulnerabilidad, quienes de no ser así, tendrían que salir de la zona para ir hasta la oficina ubicada en San Vito de Coto Brus”.

Tatiana es licenciada en derecho con una Maestría en Derecho de la Universidad de Ciencias y el Arte, pero según nos cuenta, el mejor aprendizaje que ha obtenido es esa experiencia en los territorios indígenas.

“Todas las personas funcionarias debemos reflexionar sobre la forma en la que brindamos el servicio público. La mística y el compromiso deben estar muy presente cuando se trata de personas con algún factor de vulnerabilidad”, finalizó la defensora pública Tatiana Atencio.