Policía de Fronteras captura a conductor en presunto estado de ebriedad

Policía de Fronteras captura a conductor en presunto estado de ebriedad

0 270

Golfito. Un conductor de apellido Rodríguez, quien fue sorprendido por la Policía de Fronteras la noche del domingo mientras conducía en presunto estado de ebriedad, podría afrontar cargos por conducción temeraria, así como por amenazas contra funcionario público.

De acuerdo con lo reportado por los oficiales de la Policía de Fronteras destacados en el puesto de Kilómetro 35, distrito de Guaycará de Golfito, a las  10:27 de la noche del domingo observaron un automóvil que se desplazaba de norte a sur  sobre la Carretera Interamericana.

El auto iba zigzagueando y a una velocidad considerable, por lo cual le hicieron señales para que se detuviera, pero el conductor hizo caso omiso y continuó su marcha a alta velocidad.

Es por ello que los policías fronterizos le dieron seguimiento por un trayecto de unos seis kilómetros  y, en las cercanías del puente de kilómetro 31, finalmente lograron interceptarlo.

Al acercarse al automotor, los oficiales percibieron un fuerte olor a licor que emanaba del conductor, quien fue reconocido como la persona que en efecto no quiso detenerse en el puesto policial cuando ellos le hciieron señales.

Tras insistirle que obedeciera la orden de apagar el motor y salir del auto, Rodríguez profirió repetidos insultos contra los policías antes de obedecer la orden de acatar los procedimientos policiales.

De inmediato los oficiales actuantes coordinaron la presencia de miembros de la Policía de Tránsito, los cuales en efecto se apersonaron y, tras realizarle una prueba con el alcoholímetro, esta permitió determinar que tenía una concentración de alcohol en aire que sobrepasaba lo permitido por la ley.

Es por ello que, bajo la dirección funcional del fiscal de turno de Golfito, el conductor fue detenido a fin de ser presentado la mañana de este lunes a la Fiscalía de Flagrancia de Corredores.

La actitud amenazante del sujeto implicó que les lanzara varios puntapiés y manotazos a los oficiales actuantes, a los que amenazó con golpearlos cuando anduvieran de civiles en la calle, además de proferir múltiples insultos, por lo que podría ser procesado por el delito de amenazas contra funcionario público.

Lo anterior además de la presunta comisión del delito de conducción temeraria por encontrarse en posible estado de ebriedad mientras se encontraba al volante.