Popular Pensiones comenzó a entregar el Fondo de Capitalización Laboral a personas...

Popular Pensiones comenzó a entregar el Fondo de Capitalización Laboral a personas con dificultades económicas

0 1163

Pérez Zeledón. Popular Pensiones comenzó este martes a depositar el respectivo Fondo de Capitalización Laboral (FCL) a los afiliados que así lo solicitaron y que cumplan con los requisitos establecidos en la Ley Nº 9.839, la cual permite la entrega de estos recursos a las personas trabajadoras afectadas por la actual crisis sanitaria y sus efectos económicos.

Los depósitos se están realizando por medio del sistema SINPE, razón por la cual quedarían acreditados hoy, entre las 7 p.m. y las 10 p.m.

Gracias al esfuerzo de los funcionarios de la Operadora, fue posible que este martes se inicie con el proceso para depositar los recursos a los afiliados y brindarles así mayor tranquilidad.

Lo anterior se lleva a cabo siguiendo estrictamente el orden de ingreso de las solicitudes de retiro y después de haber validado los requisitos estipulados en la Ley.

Debe considerarse que el Banco Central comunicó que el servicio SINPE operará hasta el día de hoy – en el marco de Semana Santa y las medidas oficiales para el cuidado de la salud ciudadana ante esta pandemia – y reiniciará su operación a partir del próximo lunes 13 de abril, fecha en la cual se reanudarán los procesos de pago.

Es importante recordar que Popular Pensiones continuará brindando sus servicios y recibiendo solicitudes de retiro durante toda la Semana Santa, a través de los diferentes canales virtuales, e incluso, a partir del jueves 09 (Jueves Santo) y hasta el domingo 12 de abril, las personas pueden contactarnos a los números de teléfono: 4052-8720 y 4101-5910, o seguir ingresando a www.bancopopular.fi.cr para completar el formulario de retiro del FCL en línea.

La nueva ley contempla dos causales adicionales para el retiro del FCL: la primera es cuando a la persona trabajadora se le suspende temporalmente su contrato de trabajo y, en segundo lugar, cuando la jornada ordinaria se le disminuye y, como consecuencia, se reducen los ingresos por concepto de salario.