182 familias indígenas Ngöbe de Coto Brus tienen casa propia

182 familias indígenas Ngöbe de Coto Brus tienen casa propia

0 198

Coto Brus. Los indígenas ngöbes de Coto Brus cuentan con viviendas adaptadas a sus tradiciones y necesidades gracias a la inversión por ȼ2.254.5 millones realizada por el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI).

Con casas construidas totalmente en madera y en dos niveles, el BANHVI ha solucionado el problema habitacional a 182 familias del Territorio Territorio Indígena Ngöbe de Coto Brus, Puntarenas.

El proyecto se desarrolló en cuatro etapas. En 2018, el Banco Hipotecario (en dos tramos) resolvió el problema habitacional a 126 familias –mayoritariamente jefas de hogar–, en 2019 fueron 33 familias y este 2020 en la cuarta etapa se construyen 23 casas, las cuales darán techo a 70 de personas, entre ellas a una familia con 8 hijos.

Las casas de estas etapas están distribuidas en las comunidades de La Casona, Caño Bravo, Betania, Alto Copey, Villa Palacio, La Pita, Alto Unión y Brus Malis, entre otras, algunos de ellos ubicados en zonas de difícil acceso.

La construcción de las casas se realiza en el terreno otorgado a cada familia dentro del territorio, por parte de la Asociación de Desarrollo Indígena del lugar.

Dagoberto Hidalgo, Gerente General del BANHVI dijo que cada una de estas viviendas construidas en el Territorio Indígena Ngöbe genera 3,4 empleos directos e indirectos, muchos de los cuales corresponden a mano de obra indígena, con los cual, no solo dotamos de vivienda a los pueblos originarios, sino que colaboramos su economía familiar y la reactivación económica de Coto Brus y del país.

Las casas que van a recibir las familias están levantadas sobre pedestales de concreto y la madera empleada en la construcción está tratada y certificada para garantizar resistencia a la humedad, insectos e incluso un retardante contra el fuego.

En el primer nivel de las casas se encuentra la sala de estar, cocina-comedor y separado la zona de pilas y servicio sanitario. En el segundo nivel se ubican los dormitorios.

Esta tipología constructiva, permite a la población indígena disfrutar de casas frescas y con el uso de pilotes, reducir el movimiento de tierras y el riesgo de ser afectadas por inundaciones. Se han construido de esta forma atendiendo las tradiciones y necesidades de las familias indígenas.

Por las dificultades de disponibilidad servicio eléctrico en los caseríos más alejados dentro de zona indígena, a las casas que se edifiquen en estos sitios, se les va a instalar un sistema de módulos fotovoltaicos (paneles solares), para que las familias cuenten con energía eléctrica, tener iluminación y poder utilizar algunos electrodomésticos.