¿Cómo será el turismo ‘postpandemia’? Oportunidad de oro para Región Brunca

¿Cómo será el turismo ‘postpandemia’? Oportunidad de oro para Región Brunca

La Región Brunca es la zona más deprimida del país económicamente hablando. Ahora podría estar a las puertas de explotar su mayor fuerte: su belleza.

Campamento en San Jerónimo, Pérez Zeledón. Foto: Jonathan Valverde, Discovering Mountains PZ. Cortesía.

En la Región Brunca están obras naturales tan increíbles, llamativas y únicas como el Cerro Chirripó, punto más alto del país, o el mismo Parque Nacional Corcovado, con el 2.5% de la biodiversidad mundial, por solo mencionar dos de los muchos casos que podrían sumársele.

Desde hace mucho tiempo -antes del confinamiento y cierre de fronteras- la Región no es una una de las mayores explotadoras del Turismo, sino que su economía funciona con base en la agroindustria y el comercio, según el Plan Estado de la Nación más reciente.

Quizá, la comunidad que mayor explota el sector turismo es la de Marino Ballena que, en el más reciente Informe Anual de Estadíscas del 2018 del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, ostentó el puesto tres de parques nacionales y zonas protegidas con más visitación. Muy por encima del noveno puesto de Corcovado y 15 del Chirripó.

Eso sí, ese tercer puesto de visitación de Marino Ballena queda muy por detrás en el porcentaje de ingresos al compararle con el Volcán Poás y Manuel Antonio, segundo y primer lugar respectivamente.

Mientras que Manuel Antonio cuenta con el 24% de los ingresos registrados y el Volcán Poás con el 19%, Marino Ballena -el mejor posicionado de la zona- solo acaparó el 7.74%.

 

Campamento en San Jerónimo, Pérez Zeledón. Foto: Jonathan Valverde, Discovering Mountains PZ. Cortesía.

 

La situación evidencia que, pese a los esfuerzos, queda camino por labrar y luego de la pandemia provocada por el Coronavirus COVID-19 podría ser el momento para que la Región Brunca explote el oro verde que adorna sus montañas y la flora y fauna, así como la costa Pacífica que atrae científicos, cámaras y halagos de empresas tan prestigiosas como National Geographic o BCC Mundo.

Según el Informe de competitividad turística de América Latina, dado a conocer en un webinario del Foro Económico Mundial, concluye que lo que más preocupará a los turistas será la seguridad sanitaria.

“Primero se reactivará el turismo local, luego el regional y por último el internacional”, dijo Maribel Rodríguez Gamero, vicepresidenta Senior de Membresía y Comercial del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC).

¿Y cómo esto puede explotarse en favor de la Región? Maksim Soshkin, del Foro Económico Mundial, dijo a Infobae que “los amplios recursos naturales y vida silvestre de Latinoamérica serán claves para su recuperación y son factores que atraerán a viajeros. Habría que poner el foco en la infraestructura de las áreas fuera de las grandes ciudades, porque la gente va a querer viajar a las zonas rurales”.

 

Campamento en San Jerónimo, Pérez Zeledón. Foto: Jonathan Valverde, Discovering Mountains PZ. Cortesía.

 

El turismo rural es aquella oferta que presenta las actividades de forma más autóctona, más criolla, más común del diario vivir del lugar donde se practica.

En Costa Rica comenzó a explotarse hace unos 20 años, según datos oficiales del Gobierno. Además, su enfoque está hecho para que en el presente sea sumamente rentable y con facilidad de ligarse a otros sectores como el agropecuario.

Precisamente ahí, en el querer viajar a zonas rurales, está parte de la clave para explotar el turismo en la Región Brunca.

Alberto López, gerente general del Instituto Costarricense del Turismo (ICT), explicó que están próximos a lanzar una campaña país para generar confianza en los consumidores.

“Ahora sí, de manera más directa vamos a decirle al habitante del país que el sector estuvo preparándose cerca de dos meses para que usted lo visite de forma segura”, dijo López.

 

 

Los dolores de cabeza y tropiezos para el sector turismo de la Zona Sur podrían estar en factores como el acceso a la salud y la infraestructura desarrollada, luego que el informe de Competitividad Turística de América Latina apuntara que son factores fundamentales que valorarán los viajeros en un futuro cercano.

El otro reto está en digitalizar los servicios para aumentar la confianza en el cliente, ya que la mayoría buscará el menor contacto tradicional posible.

“Una recomendación del Foro a los países de Latinoamérica y el Caribe en su informe es dedicar este tiempo a revisar sus proyectos de promoción turística y forjar un mejor sector en el futuro, como buenas comunicaciones aéreas, cruciales para la competitividad de los viajes en Latinoamérica”, resaltó el portal de noticias Infobae.

Lorna Atiles, jefa de Cross Border para América Latina y el Caribe de Visa, mencionó en el webinario que los pagos digitales son claves para garantizarle mejorar al sector.

Además, detalló que los negocios pequeños y medianos están adaptándose al comercio en línea u ‘online’ y que las reservas cara a cara serán cada vez menos frecuentes.

 

Legado histórico de Pérez Zeledón como opción para reactivar la economía

 

“Los consumidores extrañan viajar, pero primero lo harán localmente, a lugares rurales y playas cercanas. Necesitamos adaptarnos al Tap & Go (expresión que significa validar y utilizar mediante dispositivos móviles como app de celular)”, aseguró Atiles.

Otro punto importante que destacó el director ejecutivo de la Organización Mundial del Turismo, Manuel Butler, es la sostenibilidad.

“Hay que ser sostenible para ser competitivo”, enfatizó.

Al respecto, Alberto López aseveró en mayo la entidad que representa lanzó una plataforma que se llama ICT Capacita.

“Es un producto que nace de las necesidades detectadas a finales de marzo. Es una plataforma robusta de capacitación donde estamos integrando temas actuales, donde tiene que ver para generar innovación, generar más competitividad. (…) Es gratuita y puede accederse desde cualquier lugar y es accesible para cualquier tipo de empresa, esté o no esté registrada ante el ICT”, agregó el gerente general del Instituto.

 

Salvación en pequeños y medianos empresarios

Campamento en San Jerónimo, Pérez Zeledón. Foto: Jonathan Valverde, Discovering Mountains PZ. Cortesía.

El turismo no solo se enmarca a hoteles o tours. También engloba gastronomía, transportes, artesanos,  sector agrícola, entre otros.

Precisamente, los pequeños y medianos empresarios son los que más encadenan los sectores, según Alberto López.

Además, el gerente general del ICT fue enfático en que los primeros operadores en reactivarse serán los micro, pequeños y medianos, que representan el 80% de la oferta turística en Costa Rica.

“Son empresas que no requieren de gran cantidad de colaboradores para reabrir”, argumentó López.

Gran queja de los nacionales es que los precios del sector están enfocados en extranjeros y que es sumamente costoso. Algo a lo que Lorna Atiles se refirió.

Lo que extrañan en esta pandemia las personas es viajar. Lejos o cerca. Están dispuestas y tienen ganas. Con el precio correcto, los consumidores van a seguir viajando”, dijo a Infobae.