Testimonio de un arriero: José Luis Garita

Testimonio de un arriero: José Luis Garita

0 2330

Pérez Zeledón.  José Luis “Licho” Garita, tiene más de 40 años de dedicarse a trabajar como arriero y porteador en el Parque Nacional Chirripó.

Este vecino de San Gerardo de Rivas, comenzó en este trabajo cuando tenía 16 años de edad y en ese momento, la actividad no es tan regulada como ahora y además, cuentan con una Asociación que los respalda y que trabaja de la mano con el Consorcio de Aguas Eternas, que brinda los servicios no escenciales en ese área protegida.

A la fecha, este arriero contabiliza unos cuatro mil viajes.

La travesía hacia la cima más alta de país la realiza unas tres veces a la semana, la jornada comienza en la madrugada y ya tipo 10 de la mañana, tienen que haber subido y bajado con el equipaje de los turistas.

Para este arriero, el trabajo que hace lo disfruta en cada momento y tiene una gran familia y amigos.