El Plan de Recuperación de Territorios Indígenas del Inder muestra resultados concretos

0
555

Pérez Zeledón. Desde su puesta en marcha en marzo del 2016, hasta hoy, el Plan de Recuperación de Territorios Indígenas que lleva a cabo el Instituto de Desarrollo Rural, Inder, muestra resultados concretos.

El plan consta de tres etapas y abarcará los 24 territorios indígenas que existen en el territorio nacional.

Para su ejecución el Inder contrató a 17 profesionales en topografía y leyes, además de adquirir equipo de alta tecnología, como Sistemas de Posicionamiento Global.

Como parte del proceso, el personal del Inder realiza reuniones con los diversos grupos existentes en cada territorio, como las ADI, Consejo de Mayores, grupos organizados por clan o sectores de diversa índole, para asegurar la más amplia información a los miembros de cada territorio, así como su aval y autorización para el trabajo que se debe ir realizando.

Resultados:

 

  1. Levantamiento de información: Se analizaron y estudiaron más de 1.359 documentos de los territorios Cabagra, Guatuso, China Kicha, Salitre, Kekoldi, Zapatón, Térraba, Guaymí de Osa, Altos de San Antonio y Guaymí de Coto Brus. Este trabajo incluyó interpretación de decretos (algunos territorios tienen hasta cinco decretos); referenciar los planos y conciliar la información; digitalización de planos; investigar información relacionada con avalúos y pagos realizados en el pasado, entre otros.

 

  1. Amojonamiento: se confeccionaron y colocaron 108 mojones. Incluye construcción, colocación y medición de coordenadas para el sistema nacional.

 

  1. Censos: se han realizado hasta ahora 1.852 censos a la población habitante en los territorios indígenas de Cabagra, Guatuso, China Kicha, Salitre, Kekoldi, Zapatón, Guaymí de Osa, Altos de San Antonio y Guaymí de Coto Brus. En total se han realizado 2.846 visitas de profesionales del Inder.

 

  1. Levantamiento topográfico: actualmente ya están listas 808 fincas con sus respectivas mediciones. La cantidad de terreno levantado es de aproximadamente 12.000 hectáreas.

Este proceso comenzó a gestarse desde el año 2015 por parte del INDER, el Viceministerio de la Presidencia, el Ministerio de Justicia y Paz, la Comisión Nacional de Asuntos Indígenas, así como representantes de los territorios indígenas.

El objetivo es brindar al Estado costarricense, mediante un estudio técnico, información precisa sobre la situación de los territorios indígenas y sus habitantes.

Los resultados de este proceso pasarán a manos de otras instancias, las cuales realizarán los procesos de expropiación o indemnización, según el caso.