Diez consejos para las personas y familias, para enfrentar la crisis debido...

Diez consejos para las personas y familias, para enfrentar la crisis debido al virus

0 358

Sentarse en familia a conversar sobre la situación financiera del hogar, esto con el fin de unir esfuerzos y proponer posibles soluciones. En particular, la familia debe estar muy consciente de que estamos viviendo días o semanas extraordinarias.

Es indispensable hacer una revisión cuidadosa de con cuánta plata se cuenta. Si recibió una liquidación, si mantiene el empleo, pero con un salario menor, o solo suspendieron por un tiempo el contrato de trabajo, debe tener una idea lo más cercana de cuánto es.

No tomar decisiones precipitadas, ya que éstas pueden poner en riesgo la liquidez de la familia. Cualquier paso que se dé con la plata disponible debiera conversarse en casa.

Los bancos están posponiendo el cobro de al menos dos cuotas de las tarjetas o de algunos créditos, y en otros casos está ofreciendo arreglos de pago. Debe saber exactamente cuánta plata es eso. Si el banco no lo ha contactado, se debe de comunicar con ellos de inmediato, con el objetivo de plantearles la situación y negociar un arreglo de pago.

Inversiones importantes como la ampliación o mejoras de la casa, así como viajes o lujos en general deben ser pospuestos, quizás hasta por seis meses o un año.

Se debe elaborar una lista muy completa de las compras que alcanza con la plata disponible, para determinar las cosas que se deben eliminar, o reducir la cantidad. Comprar en exceso consumirá el efectivo que debe rendirse.

Tratar al máximo de preparar los alimentos en casa, para ahorrar dinero. Revisar también por un tiempo la calidad de los alimentos. Se podría considerar el consumo de productos menos finos, al menos por un par de meses. Prohibido el desperdicio.

Informarse en las diferentes entidades públicas y privadas sobre la posible flexibilización en los pagos mensuales (energía, teléfono, cable, impuestos, etc.).

No adquirir nuevos créditos a menos de que sea estrictamente necesario. Aunque las entidades están flexibilizando las condiciones y las tasas han bajado, no es recomendable endeudarse si no existe certeza en los ingresos. Si consigue un crédito a una tasa baja, destínelo a pagar deudas de tasa alta. Pero úselo todo para reducir deudas.

La más importante: la plata disponible vale el doble en este momento. Tiene que usarla como si fuera la última.

­