Ujarrás en Buenos Aires recibirá 113 millones de colones por la reducción de emisiones forestales generadas en sus bosques

0
483

El territorio indígena de Ujarrás en el cantón de Buenos Aires recibirá ₡113 169 600 millones por el reconocimiento de las reducciones de emisiones provenientes de bosques de los años 2018 -2019.

Precisamente, este dato se dio a conocer en el marco del Día Internacional de los pueblos Indígenas, luego de que el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), anunciara que la Asociación del lugar, firmó el contrato por Reducción de Emisiones Forestales (CREF) en el marco de la implementación de la Estrategia Nacional REDD+ (Reducción de emisiones por deforestación y degradación del bosque), mediante el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (FONAFIFO).

Esto significa un hito para los pueblos indígenas de Costa Rica, como para MINAE, pues es el resultado de más de diez años de planificación y trabajo participativo entre las partes, a fin de lograr un desarrollo sostenible.

En aras de respetar la cosmovisión indígena, y transparencia del proceso, uno de los requisitos para que los pueblos indígenas puedan acceder a los CREF es contar un con Plan Ambiental Forestal Territorial (PAFT), ya que este documento, identifica con las comunidades y los grupos del territorio, las necesidades que poseen, con respecto a temas relacionados con tenencia de la tierra, seguridad jurídica, el pago por servicios ambientales, enfoque y concepto de bosque desde la cosmovisión indígena así como mecanismos de monitoreo y seguimiento participativo.

Asimismo, en los PAFTS, indican cuales recursos económicos serán direccionados para atender las actividades en las que estarán involucradas y serán beneficiados todos los sectores de la población de cada territorio indígena, incluyendo así grupos de jóvenes, ancianos, niños, mujeres, gobierno local (Asociación de Desarrollo Integral), esto es conocido como el Plan de Distribución de Beneficios.

La elaboración de estos planes ambientales forestales territoriales, son el resultado de un extenso trabajo de más de 10 años de duración, en el cual, mediante el diálogo se desarrolló un proceso participativo de información, preconsulta y consulta, realizado bajo la cosmovisión indígena, el marco legal costarricense y el convenio 169 de la OIT, así como también salvaguardas y políticas operacionales del Banco Mundial y del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo respectivamente. De esta forma se planteó el trabajo conjunto entre los pueblos indígenas y el Ministerio de Ambiente y Energía, para así definir las acciones en materia ambiental y forestal dentro de los territorios indígenas.