Oposición a Ortega denuncia maquillaje de datos de COVID-19

Oposición a Ortega denuncia maquillaje de datos de COVID-19

0 480

El Observatorio Ciudadano reportó 2.397 víctimas fatales con signos de COVID-19, muy por encima de los 99 que reconoció el Gobierno. De acuerdo al informe, solamente en el sector sanitario se registraron 96 decesos. El manejo de la pandemia por parte de las autoridades nicaragüenses ha despertado muestras de preocupación a nivel nacional e internacional

Una mujer junto a su hijo utilizan tapabocas al salir de una escuela en Managua (Nicaragua). EFE/Jorge Torres/Archivo

Escrito por INFOBAE

El independiente Observatorio Ciudadano COVID-19 informó este viernes que unas 2.397 personas han fallecido en Nicaragua con síntomas de la COVID-19, incluyendo 137 que padecían neumonía, desde que la pandemia alcanzó al país a mediado de marzo pasado.

El Observatorio, integrado por una red de médicos y voluntarios que registra casos de la COVID-19, también reportó 8.508 casos sospechosos de la enfermedad.

Los datos del informe, con corte al 15 de julio, superan los registros oficiales brindados por el Ministerio de Salud hace tres días, en los que el régimen de Nicaragua admitió 99 muertos y 3.147 casos confirmados de la COVID-19, con 2.282 recuperados.

De acuerdo con el Observatorio, solamente en el sector sanitario se reportan 96 decesos, de los cuales 40 eran médicos, 22 personal de enfermería, 14 administrativos, siete de laboratorio, tres visitadores médicos, tres odontólogos, y siete clasificados como “otros”.

 

Una mujer que usa una mascarilla para combatir la propagación de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) camina frente a una imagen del presidente nicaragüense Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, en Managua, Nicaragua. 27 de marzo de 2020. REUTERS/Oswaldo Rivas

 

El informe de la red también señaló que 724 trabajadores de la salud han presentado “sintomatología asociada o presuntiva de COVID-19”.

El Observatorio Ciudadano COVID-19 destacó que “la aglomeración de personas continúa siendo la irregularidad más reportada”, entre las que se relacionan con la pandemia. La mayoría de las aglomeraciones fueron “organizadas, promovidas y permitidas por alcaldías” municipales, según el informe.

La normalización de una pandemia que no ha sido atendida adecuadamente puede ser letal. ¡No bajemos la guardia!”, advirtió el Observatorio, en su reporte, en el que recordó las medidas para prevenir el contagio.

Aunque el régimen de Nicaragua ha empezado a aplicar algunas restricciones frente a la pandemia, mantiene la promoción de eventos públicos, con base en lo que denomina su “estrategia singular”, que busca un equilibrio entre la economía y la salud.

El manejo de la pandemia por parte de las autoridades nicaragüenses ha despertado muestras de preocupación a nivel nacional e internacional, algunas de las cuales han llegado desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

(Con información de EFE)